CUIDADOS PALIATIVOS

Atiende pacientes con dolor generado por su enfermedad y/o tratamiento, además de tratar otros síntomas ocasionados por la misma condición, con el fin de disminuir el malestar físico, emocional y social, procurando la calidad de vida de acuerdo a las necesidades de cada individuo y de su entorno, apoyados en un grupo interdisciplinario de especialistas y profesionales en el área.

1. Médicos Especialistas
2. Médico General de Apoyo Hospitalario
3. Enfermera
4. Fisioterapéuta
5. Psicóloga
6. Trabajadora Social

A través de la consulta directa remitida por la aseguradora:
El área de admisiones del Instituto de Cancerología solicita los documentos pertinentes y le asigna una cita con el médico especialista en dolor y cuidado paliativo al paciente en el punto de atención, o a través de la línea telefónica 340 93 93 opc 1; donde le indican los documentos que debe remitir por correo electrónico para la respectiva asignación.

A través de otro especialista de la Institución:

El especialista que atiende el paciente realiza una solicitud de interconsulta e internamente se asigna la cita con dolor y cuidado Paliativo de forma directa o telefónica en la línea 3409393 opción 4 en el área de admisiones.

A través de las áreas de urgencias u hospitalización de la Clínica las Américas:
Desde hospitalización se hace la solicitud al médico de Dolor y Cuidado Paliativo y este acude a realizar la valoración al servicio donde se encuentre ubicado el paciente.

Existen diferentes síntomas que usted puede estar presentando y para los cuales hay unas recomendaciones básicas, sin embargo, su especialista en dolor y cuidados paliativos es quien le formulará el mejor tratamiento para su condición.

Los síntomas alteran su calidad de vida. Nuestro equipo de atención hará lo posible por propiciarle el alivio que le permita un mayor bienestar

A continuación mencionaremos algunas medidas generales que tanto usted como su cuidador deben tener presentes para el control de síntomas en casa:

• Tenga claridad del nivel de malestar con el síntoma presentado. Cuando los síntomas se salen de su control debe consultar. Si el tratamiento formulado por su especialista no le está produciendo alivio o le produce muy poco alivio, es una indicación para consultar nuevamente.

• Para un debido control del síntoma, es indispensable que tome la medicación por horarios, idealmente a intervalos exactos según orden médica y no a necesidad. Si espera a tener el síntoma para la administración del medicamento, el control será mucho más complejo.

• Ajuste los horarios de acuerdo con sus ciclos de sueño. Si está dormido plácidamente no es necesario interrumpir el sueño para tomar la medicación, a menos de que el especialista le haya indicado lo contrario. Puede tomarla inmediatamente despierte. Mantenga en un lugar de fácil acceso los medicamentos, por ejemplo, en su mesa de noche.


En caso de presentar un malestar mayor al que usted considera teniendo en cuenta su condición y según lo que le ha informado el grupo de profesionales que lo atienden, no dude en consultarnos.

• De acuerdo a la severidad del dolor, debe comunicarse o acudir a uno de los siguientes servicios: Línea de servicio domiciliario de su aseguradora, si está ingresado al programa domiciliario.

• Línea de dolor y cuidado paliativo del IDC con la enfermera del programa.

• Urgencias de la red de atención de su aseguradora, indicando el tratamiento que está recibiendo en el Instituto de Cancerología.

• La formulación médica es estricta, por lo tanto, no debe administrarse mayor o menor dosis de la indicada.

• Verifique siempre que los medicamentos entregados por la farmacia donde se los dispensa su aseguradora, correspondan exactamente con la fórmula en cantidad y presentación. Siempre revise las fechas de vencimiento en los empaques.

• Ocupar su tiempo en actividades de esparcimiento según su preferencia, le ayudará a dispersar su mente y a evitar concentrar sus pensamientos en sensaciones desagradables. Adicionalmente, el compartir el tiempo con sus seres queridos, familiares o amigos, en la medida de las posibilidades, también le ayudará a centrar su atención en algo diferente al síntoma y le proporcionará bienestar.

En el IDC hay siempre personal experto asignado a resolver las dudas o molestias que usted siente